Creatividad mitos creencias

Mucha gente tiene el concepto de que pensar en forma creativa es una cualidad obtenida por obra y gracia del milagro de la creación, siendo totalmente una suerte para pocos e incluso una coincidencia que uno obtenga dicho poder. Son muchos los mitos que rodean a la creatividad, claro que ninguno de ellos tiene alguna evidencia que la respalde.
La realidad es, como ya expresamos en artículos anteriores, que todos aquellos que contamos con sentido común, somos capaces de desarrollar ideas creativas si dedicamos el tiempo adecuado al proceso.
Para esto, aparte de algunas explicaciones que ya expuse anteriormente, se deben dejar de creer en los siguientes mitos que no ayudan ni son reales.

1) Eureka. A veces, las ideas aparecen por arte de magia en la mente. Sí, pero no por arte de magia. La realidad, es el que ese momento Eureka (o insight) es la culminación de un proceso creativo el cual requiere de arduo trabajo, el cual podemos descomponer en: Estudio, incubación y desenlace. Muchas veces, ese desenlace, llega en la forma de un momento Eureka.

2) La creatividad es hereditaria, está en los genes. La evidencia, es totalmente opuesta a esta creencia. No existe un gen de la creatividad. La gente que tiene confianza en sí mismo y trabaja duramente en un problema, es la que más probablemente llegue a desarrollar una solución creativa.

3) El experto. Es habitual encontrar que ante un problema en particular, se reúna un grupo de expertos en la materia para llegar a una solución creativa más fácilmente. Cuanto más difícil el problema, más especializado el grupo. Las pruebas han demostrado, que los problemas más difíciles y complicados, requieren de gente de entornos externos y sin limitación del conocimiento específico en particular, que incrementa la cantidad y facilita la conexión de ideas.

4) El incentivo. Desprendido del mito anterior, cuanto más grande el incentivo el experto recibe, mas motivado se encuentra y por ende su creatividad crece. Si bien ayuda a la motivación, muchas veces el incentivo logra más daño que beneficio en la creatividad del sujeto.

5) El creativo solitario. Este mito, no es más que una tendencia que tenemos de re-escribir la historia y asignar a un único artífice las invenciones más importantes del pasado. Al hacerlo, estamos ignorando el esfuerzo, soporte, trabajo y colaboración preliminar que esta persona recibió. La creatividad es por lo general, un esfuerzo de equipo, donde un líder los conduce a un resultado innovador.

6) Brainstorming. Si bien es una herramienta fundamental para los grupos creativos, el brainstorming o lluvia de ideas por sí solo no dará resultado consistentes de innovación y creatividad.

7) Limitaciones. Para el correcto desarrollo de la creatividad y la innovación, se debe contar con recursos ilimitados. Esto no es así, es más, muchas veces se deben aplicar limitaciones específicas para lograr potenciar a quienes están desarrollando el proceso creativo, obligándolos a dejar su zona de confort y empujar sus límites.

8) Una vez encontrada la idea, esta todo el trabajo terminado. NO!. Una vez que la idea ha quedado plasmada, hay que desarrollarla, darle una imagen y promoverla. Nadie realmente necesitara un nuevo producto, si no tiene conocimiento de su existencia. Cuando la idea finalmente aparece, es hora de que el trabajo comience para que se haga realidad.
Despegarse de estos mitos, es parte esencial del desarrollo creativo, como una parte más de los componentes que presentamos para que todos puedan lograr un desarrollo creativo mejor y con menos frustraciones.